La mejor forma de ver anime HD, en YesAnimes.com

El mauritano

El mauritano Capturado por el gobierno de los Estados Unidos, Mohamedou Ould Slahi sobrevive en la prisión de Guantánamo donde lleva más de una década sin cargos ni juicio. Tras haber perdido toda esperanza, Slahi encuentra aliados en la abogada defensora Nancy Hollander y su asociada Teri Duncan. Juntos se enfrentan a innumerables obstáculos en una búsqueda desesperada de justicia.   El mauritano Critica The Mauritanian dirigido por Kevin Macdonald, ganador del Oscar, y basado en las memorias más vendidas del New York Times, “Diario de Guantanamo” de Mohamedou Ould Slahi, es una película oportuna y un recordatorio de que la Bahía de Guantánamo permanece abierta y ahora mas que nunca debería cerrarse. Se trata pues de una inspiradora historia real de la lucha de Slahi por la libertad después de haber sido detenido y encarcelado sin cargos durante 14 años. Solo y asustado, Slahi (Tahar Rahim) encuentra aliados en su Abogada defensora Nancy Hollander (Jodie Foster, ganadora del premio a mejor actriz de reparto en los Globos de Oro 2021 por este papel) y su socia Teri Duncan (Shailene Woodley), quienes lucharàn contra el Gobierno de Estados Unidos. En la busqueda por la justicia su Abogada pondra a prueba su compromiso con la Ley. En su controvertida defensa, junto con la evidencia descubierta por un formidable Fiscal militar, el Teniente Coronel Stuart Couch (Benedict Cumberbatch), se descubriràn verdades impactantes y, en última instancia, se demostrarà que el espíritu humano no puede ser encerrado. En 2002, Mohamedou Ould Slahi fue detenido en su país de origen, Mauritania, y trasladado al campo de prisioneros de la bahía de Guantánamo, dirigido por militares estadounidenses. Interrogado y torturado bajo sospecha de estar involucrado en ataques terroristas, permaneció allí hasta su liberación en 2016. Durante largos 129 minutos, Kevin McDonald nos lleva a un viaje desgarrador, contando la historia de cómo este hombre increíble sobrevivió a su terrible experiencia en una búsqueda desesperada de la justicia. Es capaz de generar tensión con éxito, que aumenta constantemente a medida que Hollander y Couch encuentran resistencia por parte del Gobierno a la investigación: cientos de archivos redactados, preguntas sin respuesta.... El secreto de un encubrimiento impregna en definitiva la película que plasma la situación deliberada de estancamiento del caso de Mohamedou. Es más, The Mauritanian no tiene absolutamente ningún reparo en criticar al Gobierno de Estados Unidos, a las Administraciones de Bush y Obama, o al horror que supone la Bahía de Guantánamo y su innombrable carcel.

Comentarios

También te puede interesar

Nadie duerme en el bosque esta noche

Sin categoría Terror
4.7

Nadie duerme en el bosque esta noche Un grupo de adolescentes adictos a las tecnologías tienen que ir a un campamento sin internet. Tendrán que luchar por sus vidas contra algo que nunca han visto ni en los más oscuros rincones de la web.   Nadie duerme en el bosque esta noche Critica Típica película de adolescentes con protagonistas adolescentes y un guionista que parece ni llegar a esa edad. Producción muy floja en donde se nota la poca valía de los actores tan ignotos como mediocres. Con mezcla de cine gore y slasher el guión impone situaciones y comportamientos realmente inverosímiles sólo para promover una y otra vez sustos baratos que ya se ven venir la legua. Mucho toma de las ya famosas "Viernes 13", "La Matanza de Texas" y otras tantas del mismo estilo en donde siempre hay algún malo muy malo que acecha a los jóvenes muy jóvenes (y tremendamente estúpidos) que son blanco fácil para cualquier atrocidad del malo en cuestión Es una película bien Netflix o sea bien Netflix (que es lo mismo que decir: peor que pésima)

Jurassic World: El reino caído

Acción Aventura Ciencia ficción Sin categoría
6.6

Jurassic World: El reino caído Tras cuatro años de abandono del complejo turístico Jurassic World, la isla Nublar solo está habitada por los dinosaurios supervivientes, pero el volcán inactivo de la isla comienza a cobrar vida, Owen y Claire montan una campaña para rescatar a los dinosaurios restantes en la isla.

Lincoln Rhyme: Cazando al coleccionista de huesos

Crimen Drama Misterio
8.3

Lincoln Rhyme: Cazando al coleccionista de huesos El ex detective de la policía de Nueva York y genio forense Lincoln Rhyme estaba en la cima de su juego hasta que un grave accidente a manos de un notorio asesino en serie lo obligó a salir del campo. Cuando Amelia Sachs, una joven oficial intuitiva que tiene un don para perfilar, se encuentra en el camino del asesino, Rhyme encuentra un compañero para este nuevo juego de gato y ratón.

Banana Split: Un postre compartido

Comedia Sin categoría
6.7

Banana Split: Un postre compartido A lo largo de un verano, dos chicas adolescentes entablan una amistad casi perfecta. Sólo hay un "pequeño" problema: una de ellas está saliendo con el ex de la otra.

El ascenso

Aventura Comedia Romance Sin categoría
6.8

El ascenso Samy, por amor a Nadia le dice un día, que por ella sería capaz de escalar el Everest. Nadia, sin embargo, no le cree hasta que un día él abandona su casa, y se va a escalar los míticos 8848 metros del Everest. Un viaje que hace emocionar a sus amigos, a todo el barrio y después a casi todo el territorio francés que sigue con emoción las hazañas de este joven normal pero enamorado.

Una oración antes del amanecer

Acción Crimen Drama Sin categoría
6.8

Una oración antes del amanecer Basada en la experiencia vivida por el británico Billy Moore, que sobrevivió a una dura experiencia en una cárcel en Tailandia convirtiéndose dentro en boxeador. Una oración antes del amanecer Critica Honestamente, filmar cámara en mano, bien pegadito a un protagonista que le pasan mil putadas, me parece la vía fácil. Porque sí, el cine es sobre todo imagen y mejor prescindir de la palabra, pero también es herencia, legado y novedad, no filmar una dramatización con el baremo de calidad "vídeo de comunión". 'Una Oración antes del Amanecer' tiene bases muy potentes, aunque da la impresión de creerse más buena de lo que es. Y es verdad que eso le da pies durante un buen rato, pero también que solo verdaderos narradores pueden sostener dos horas de gruñidos tailandeses en plan documental: no, no me "resulta incómodo quedarme con ella durante dos horas" como dice alguna crítica profesional, se me hace más bien tedioso porque la identificación emocional es nula sin contraste para la brutalidad. Afortunadamente, algo sucede pasada la (larga) presentación. Billy Moore va a parar a prisión por ser un camello, y lo más terrorífico no es la estancia, sino el maremágnum de voces y gritos en tailandés diciendo cosas que no entiende. La intrusión no se queda en lo auditivo, sino también en lo visual: ahí abajo, entre hombres morenos de elaborados tatuajes, su piel pálida y británica reluce como un faro, sacando a la luz racismos latentes de alguna venganza hacia el hombre blanco. Es el lado desfavorable de la justicia, metido dentro del cajón del anonimato, metido dentro de la más pura mierda de entorno que le rodea. Encima de todo eso, está el mono. La urgencia de meterse otro chute, en un lugar en el que te juegas la vida solo por tener algo. La caída es larga y sobre todo penosa, reforzada en autoengaños, estallidos de violencia y la clase de furia que tiene un perro enjaulado, echándose atrás hasta que solo puede contraatacar con uñas y dientes. Pero todo infierno tiene una norma, escrita desde tiempos antiguos: si estás lejos de la salida, fuérzate a salir por el otro lado. De vez en cuando, asoma el cambio en Billy, a través de un autocontrol que solo puede mantener luchando. Y, entre la emoción cruda de puñetazo y puñetazo, aparecen detalles blandos como los senos de una prostituta, redimiendo a la bestia que queda en el boxeador. "A veces, durante los combates, puedes ver a tu familia en el público": son las cosas sencillas las que cuentan cuando estás ascendiendo la montaña más alta. Hay un momento, al final, en el que toda la aglomeración de caos luchador y tailandés encuentra la catarsis más apropiada, una que no es fácil ni grandiosa. Así suelen ser los momentos que merecen de verdad la pena.