Los Minions

6.4
Los Minions La historia de Los Minions se remonta al principio de los tiempos. Empezaron siendo organismos amarillos unicelulares que evolucionaron a través del tiempo, poniéndose siempre al servicio de los amos más despreciables. Ante su incapacidad para mantener a esos amos – desde el T. Rex a Napoleón –, los Minions acaban encontrándose solos y caen en una profunda depresión. Sin embargo, uno de ellos, llamado Kevin, tiene un plan. Acompañado por el rebelde Stuart y el adorable Bob, emprende un emocionante viaje para conseguir una jefa a quien servir, la terrible Scarlet Overkill. Pasarán de la helada Antártida, a la ciudad de Nueva York en los años sesenta, para acabar en el Londres de la misma época, donde deberán enfrentarse al mayor reto hasta la fecha: salvar a la raza Minion de la aniquilación.

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
MicroHD 1080p Castellano 13/01/2021 4.53 GB 12 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Contra lo imposible

Acción Drama Sin categoría
7.7

Contra lo imposible Se centra en un excéntrico y decidido equipo americano de ingenieros y diseñadores liderados por el visionario automovilístico Carroll Shelby (Damon) y su conductor británico Ken Miles (Bale). Henry Ford II y Lee Iacocca les dan la misión de construir desde cero un nuevo automóvil con el fin de derrocar el dominio de Ferrari en el Campeonato del Mundo de Le Mans de 1966. Contra lo imposible Critica Este tipo de películas sobre temas tan minoritarios como el automovilismo, y más cuando se trata de una competición algo más desconocida (no es la más popular F-1) y ambientada hace décadas, pueden enfocarse de dos maneras: - una es hacer una cinta que tome como trasfondo el automovilismo, pero buscando ante todo un entretenimiento, espectáculo sin más para los que son aficionados y para los que no (sobre todo para estos últimos, que son la mayoría). Aquí, cualquier parecido con la realidad, tanto en los personajes como en el desarrollo de las carreras, es pura coincidencia, ni se pretende. Ejemplos podrían ser "Días de trueno", o sobre todo la disparatada "Driven", con el inefable Stallone. - la otra sería un tipo de película con rigor histórico y técnico, para reflejar de la forma más fiel posible cómo eran este tipo de carreras. Entonces el problema es que puede convertirse en un pseudo-documental que hará las delicias de frikazos de las competiciones del motor, pero resultará tediosa para el público general, que además no entenderá buena parte de los aspectos técnicos. En esta línea se encuentra la célebre cinta de "Las 24 Horas de Le Mans" de Steve McQueen, y la magnífica "Grand Prix" de John Frankenheimer. En cualquier caso el nicho de espectadores de estas dos claramente son aficionados al deporte del motor. Pero ambas tienen el gran acierto de entregar una recreación dramatizada. Es decir, una historia de ficción con personajes ficticios, aunque tomando como inspiración, respectivamente, una carrera (Le Mans 70) o campeonato real (el mundial de F-1 de 1965), y personajes reales. Se tomaba así la prudencia de no querer contarnos en ningún momento unos hechos reales al 100 %, algo que sí pretende hacer “Le Mans ‘66”, y es ahí donde naufraga estrepitosamente. Una mezcla de ambos planteamientos se produjo, de forma muy acertada, en la estupenda “Rush” de Ron Howard. Pero si esto era lo que se pretendía en “Le Mans ‘66”, el resultado ha sido equivocado, porque al final es una película claramente orientada al espectáculo palomitero con el grave error, que a mi juicio condena la cinta, de querer, presuntamente, contarnos unos hechos y personajes reales. Y no lo hace, porque casi todos los aspectos técnicos, cronológicos, o deportivos que aparecen, están manipulados, o directamente inventados, falseados. Es decir, que el rigor histórico que se supone debe tener, no existe por ningún lado. Director y guionistas juegan con la baza a favor que el 99,9 % de los espectadores de esta cinta no tendrán ni idea de cómo se desarrollaron realmente los hechos que ocupan la película, el célebre duelo entre el gigante norteamericano Ford y el prestigioso Ferrari a mediados de la década de 1960. Para situarnos, convendría saber que en aquella época, el campeonato del mundo de resistencia, con coches tipo GT y sport-prototipos, era una competición con tanto prestigio o más que el mundial de F-1, y la carrera reina era las 24 Horas de Le Mans. Desconociendo esta historia, posiblemente la película incluso dejará un buen sabor de boca: escenas más o menos espectaculares de carreras, sonido atractivo, actores populares… incluso hay buenos y malos, épica, drama... Es decir, que la película cumple correctamente con el factor espectáculo. Y digo correctamente sin más, porque también en el apartado técnico esperaba “algo” más. No está mal resuelta, pero tampoco se hace gala de unos medios técnicos apabullantes. Incluso antes de verla pensaba que habrían utilizado de forma más amplia efectos digitales para recrear ciertos coches de carreras de la época, o diversas zonas del circuito de Le Mans, y luego no es así. De hecho, algunos aficionados echarán de menos un buen número de coches de la época que no aparecen, y peor aún, como varios otros son burdas recreaciones que ni siquiera se parecen a los originales. Resulta sorprendente como la película de McQueen, rodada en 1970, sí era capaz de mostrarnos algunas réplicas extraordinariamente fieles, y en cambio en esta, 49 años después, con unos medios técnicos infinitamente superiores, aparecen algunos coches totalmente falsos, inventados (pocos, cierto, y sólo al final, pero ahí está el dato). Además, algunas escenas en pista de Le Mans quedan desangeladas y se echa en falta algo más de “tráfico” en pista, público, etc. En cuanto a los actores, pues Matt Damon está en su línea, como una paella sin sal, y el que más se esfuerza es Bale, que este sí es un actorazo, pero tampoco será su papel más recordado. Además, por desgracia, el penoso doblaje daña bastante el resultado final. Imagino que en V.O. ganará enteros. Pero vamos al meollo de mi crítica: la historia y su rigor. El guión se basa en el libro de A. J. Baime “Go like hell”, pero mientras que este autor hacía en su obra una versión novelada manteniendo el rigor y con un buen trabajo de investigación, aquí los guionistas se han tomado todas las licencias habidas y por haber, y aunque evidentemente se toman como base unos hechos reales, el error imperdonable es que lo haga con falsedades y gazapos históricos de primer orden. El espectador “normal”, tan feliz, se irá a casa creyendo que ha visto una historia real, pero los cuatro frikazos que saben cómo fue esta historia en realidad (entre los que me incluyo), pues se van pensando que vaya invención peliculera; no se entiende por qué todo debe contarse con tantas mentiras. En “Rush”, aunque los hechos se contaban de una forma que buscaba el espectáculo y llegar al gran público, se respetaban de forma fiel muchos aspectos deportivos, como resultados de carreras, los coches que aparecían, etc, algo entiendo que imprescindible en una historia real llevada a la pantalla, y que además hacía las delicias de los aficionados al motor. En cambio, en “Le Mans ‘66” no sucede lo mismo. En la zona de spoilers dejo unos cuantos ejemplos de ello.

Polvo

Comedia Drama Sin categoría
6.2

Polvo En búsqueda de fama y fortuna como gran actor de Hollywood el Chato dejó San Ignacio, su idílico y apacible pueblo en medio de la nada. Diez años después, en 1982, un cargamento de cocaína es arrojado desde el aire sobre San Ignacio, el Chato es encomendado por la mafia de Tijuana para recuperar la droga a sabiendas de que si no lo hace todos los habitantes del pueblo estarán en peligro. A su regreso el Chato se confronta con la posibilidad de recuperar su vida, su familia y al hijo que no sabía que tenía.   Polvo Critica El actor José María Yazpik debuta como realizador con una comedia efectiva en la que regresa al pueblo de su padre y donde pasó algunos años de su infancia, para filmar una historia basada en una trágica anécdota sucedida en Colombia. Yazpik, además de escribir y dirigir, protagoniza su ópera prima interpretando a Chema, un narco de poca monta que se ve obligado a volver a su pueblo, San Ignacio en Baja California Sur, con el objetivo de recuperar 500 paquetes de a kilo de cocaína, liberados de una avioneta que se quedaba sin combustible, en una historia que se ubica en los inicios de los años 80. Chema, que salió del pueblo varios años atrás con la idea de volverse actor y ahora regresa para encontrarse que su ex, Jacinta (Mariana Treviño), ha formado una familia, ofrece 100 dólares a cambio por cada paquete que se recupere, modificando por completo la dinámica de los pobladores. La película de Yazpik es una comedia costumbrista en la que la anécdota de los paquetes caídos del cielo le sirve de pretexto para contar la historia de un hombre que regresa de manera forzada a su terruño donde debe enfrentar a su pasado perdido y su incierto presente. Yazpik consigue una comedia simpática y convencional que se apoya en un verdadero dream team de la actuación, en la que destacan además de los ya mencionados a Angélica Aragón, Joaquín Cossío y Jesús Ochoa entre otros, en un relato que combina de manera acertada la comedia y el drama, y sin necesidad de enaltecer el modo de vida narco, algo tan en boga en la producción audiovisual actual. La película abusa de los estereotipos y replica una y otra vez muletillas y chistes, y a pesar de que se queda a medias en el desarrollo de sus personajes, consigue ser un divertido relato bien narrado, con un promisorio futuro para su realizador.

Rebelión de los Godínez

Comedia Sin categoría
7.8

Rebelión de los Godínez Omar es un joven que trabaja como una botarga en Frikiplaza en la Ciudad de México. Tras un incidente, se ve obligado a buscar un trabajo formal para apoyar económicamente a su abuelo y entra a Relotech, donde no solo es bueno en su trabajo, también lleva una buena relación con el dueño, la asistente de la Jefa de Operaciones y sus compañeros. Cuando todo parece ir bien, un giro inesperado le obligará a poner a prueba sus virtudes para salvar a sus amigos y a la propia empresa.   Rebelión de los Godínez Critica Parece que el cine mexicano ha puesto de moda a los “Godínez”, aquellos trabajadores oficinistas asalariados que protagonizan una película, la primera de su director, Carlos Morett, que funciona mejor que otros productos que los han tenido de protagonistas. Omar Buendía (Gustavo Egelhaaf) es un joven ingeniero que trabaja en su local arreglando cosas relacionadas con teléfonos celulares, además de ser la botarga del lugar, hasta que un día, motivado por su abuelo (Alejandro Suárez), se decide a buscar un trabajo formal en una empresa. Es así como llega a Relotech, a donde ingresa con un período de prueba donde para obtener la plaza fija debe desarrollar un aplicación de interés para la empresa, así Omar se relacionará de mamera positiva con el dueño de la corporación y de manera más cercana con la asistente, con quien deberá establecer una sinergia para salvar su reputación y el futuro de la empresa ante un inesperado evento. ‘Rebelión de los Godínez’ es un acertado debut para su director, Carlos Morett, con una película que apuesta por completo a la comedia, tomando el submundo de los trabajadores de oficina con todos sus lugares comunes pero con un acertado tono de sátira. Lo mejor de la comedia es el acertado trabajo del reparto, del que se destaca el aventurero abuelo interpretado por Alejandro Suárez, y la buena química que tiene junto al protagonista Gustavo Egelhaaf, quienes consiguen manejar de manera adecuada el humor a través de un relato que pese a algunos agujeros en el guion consigue llegar a buen puerto. Sin ser una gran película, ‘Rebelión de los Godínez’ consigue ser lo que no pudo en su momento ‘Mirreyes vs Godínez’, con una mirada más acertada al mundo de los trabajadores de oficina, una historia más sólida y menos burda, realizada con corazón y con un humor mucho mejor logrado que consigue sacar en los espectadores auténticas carcajadas.

Indiana Jones y el templo de la perdición

Acción Aventura Sin categoría
7.3

Indiana Jones y el templo de la perdición 1935. Shanghai. El intrépido arqueólogo Indiana Jones, tras meterse en jaleos en un local nocturno, consigue escapar junto a una bella cantante y su joven acompañante. Tras un accidentado vuelo, los tres acaban en la India, donde intentarán ayudar a los habitantes de un pequeño poblado, cuyos niños han sido raptados.   Indiana Jones y el templo de la perdición Critica Sé que parece mentira, sé que muchos no me creerán pero las máquinas recreativas existían cuando yo era joven. De hecho, por existir, existían antes de que yo naciera. Aunque todo el mundo recuerda el “Galaxian” del 79 o el “Pac-Man” del 80, mi primer acercamiento a una máquina recreativa fue con “Indiana Jones y el templo maldito”. Jamás me la pasé, y sufrí tardes veraniegas soltando latigazos a diestro y siniestro a los malvados guardias tuggie. Aún me entra ese gusanillo, esa morriña tonta, cada vez que viendo la película veo los vagones desfilar a toda velocidad por los raíles de la mina. Las máquinas de entonces sólo tenían un mini joystick y dos botones. ¡Qué sí, de verdad! Y nos pasábamos horas intentando que Indiana consiguiera las piedras Sankara. Unos tenían más suerte –o habilidad de la que yo siempre me he visto privado- y conseguían derrotar a Mola Ram. Esta segunda parte posee un inicio demoledor. Magistral diría yo. En el “Obi-wan” todo está milimetrado para conseguir arrastrarnos una vez más por senderos y lugares tenebrosos de la mano de un impecable e irremplazable Harrison Ford. Tiene mejores personajes que la primera parte donde sólo se luce Ford, pero su guión no está tan conseguido como el de la primera parte. No todo tiene un porqué. Esos sí, aumenta la socarronería y los golpes de humor (sobre todo debido a ese espléndido tándem que forman Ford y Capshaw). Y ya con el dinero a espuertas y un público ávido de más, aumentan unos efectos especiales que aún conservaban parte del encanto por las cosas hechas a mano.

Hermanos Siempre, Tras el tesoro perdido

Comedia Sin categoría
8

Hermanos Siempre, Tras el tesoro perdido Después de recuperar el mapa de su abuelo, Allan y Gilbert deben encontrar el antiguo tesoro de Cleopatra. No pueden imaginar de cuánto peligro y aventuras están a punto de ser parte.

Maléfica

Acción Aventura Familia Fantasía Romance Sin categoría
7.1

Maléfica Es la historia jamás contada de Maléfica, la villana más querida de Disney, la mala de 'La Bella durmiente', el clásico de 1959. La película relata los acontecimientos que endurecieron su corazón y la llevaron a lanzar una maldición sobre la pequeña Aurora.