SuperFly

6.8
SuperFly Remake del film del 1972 'Superfly', en el que un traficante afroamericano se da cuenta de que dejar atrás su vida criminal es más difícil de lo que esperaba. Un traficante de cocaína (Trevor Young) decide hacer un último trato antes de dejar el negocio.

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
Dual 1080p Castellano 23/02/2021 1.86 GB 42 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Madre oscura

Sin categoría Terror
6

Madre oscura Ben, un adolescente amargado por el divorcio de sus padres, pasa el verano con su padre en la costa para aprender a obedecer a los adultos. Sin embargo, el chico descubre que una bruja milenaria ha poseído a la vecina y pretende matarlo para que nadie averigüe lo que está sucediendo.

¡Qué guapa soy!

Comedia Romance Sin categoría
6.4

¡Qué guapa soy! Una mujer que lucha con la inseguridad se despierta de una caída creyendo que es la mujer más bella y capaz del planeta. Su nueva confianza le permite vivir sin miedo, pero ¿qué sucede cuando se da cuenta de que su apariencia nunca cambia?

Ant-Man

Acción Aventura Ciencia ficción Sin categoría
7.1

Ant-Man Armado con la asombrosa capacidad de reducir su tamaño a la dimensiones de un insecto, el estafador Scott Lang debe sacar a relucir al héroe que lleva dentro y ayudar a su mentor, el doctor Hank Pym, a proteger de una nueva generación de amenazas el secreto que se esconde tras el traje de Ant-Man, con un casco que le permite comunicarse con las hormigas. A pesar de los obstáculos aparentemente insuperables que les acechan, Pym y Lang deben planear y llevar a cabo un atraco para intentar salvar al mundo.

Rocky Balboa

Drama Sin categoría
6.7

Rocky Balboa Corre el año 2005 y el campeón Mason Dixon no encuentra un rival a su altura en un boxeo devaluado. Han pasado 30 años desde que Rocky Balboa (Sylvester Stallone), un hombre sin futuro, tuvo un golpe de suerte que le brindó la oportunidad de boxear y llegar a enfrentarse en el cuadrilátero contra el campeón de entonces, Apollo Creed. El coraje y perseverancia de Rocky, tanto en la vida como en el cuadrilátero, brindó esperanza a millones de personas. Ahora, la gloria del que fue bicampeón del mundo ya se ha ido, y Rocky se pasa las tardes contando viejas historias a los clientes de su restaurante Adrian's, que lleva el nombre de su ya fallecida esposa, por quien guarda un silencioso luto. Su hijo (Milo Ventimiglia) no desea pasar tiempo con él; se encuentra demasiado ocupado tratando de vivir su propia vida. El tiempo y los golpes han hecho más humilde a Rocky y en su corazón, él todavía es un luchador...   Rocky Balboa Critica Como lo oyen (o leen), llevaba puestos los guantes para la ocasión (rellenados sabiamente de metal y objetos contundentes), mi dedo pulgar estaba bastante suelto para introducirlo gentilmente en los ojos del ganador del Razzie al peor actor del siglo (entre otros diez galardones de este ilustre premio y otras treinta nominaciones en diferentes categorías) e iba preparado con linimento en los guantes para cegar definitivamente al que fue nominado al Oscar al mejor actor por “Rocky”. Finalmente me tuve que quitar los guantes y darle un efusivo abrazo aunque lo mismo le nominan, con tal de joder. ¿Qué sería una gala de los Razzies sin Rambo? Y es que ningún crítico americano se la ha cargado (de momento) y su paso por el box office no es sinónimo de fracaso. Y en España, como somos diferentes, Francisco Marinero le ha colocado todo un señor rosco. No será el único. Es cierto que los años pasan (como el rostro de Stallone con sus 60 añitos por mucho bisturí y Botox que eviten las arrugas), que el nivel de la saga había quedado por los suelos y que supone todo un acierto que Rocky VI sea “Rocky Balboa”. Es precisamente su handicap: el de un revival efectista y funcional que hace emerger los buenos sentimientos y poso de buen cine para masas que desprendía el “Rocky” de 1976. El de un caballo (o perro viejo en este caso) por el que nadie da un duro y a la hora de la verdad da el callo, aunque le pongan la cara como un cuadro (de Picasso). Balboa se ha convertido en todo un santo, cuyos pensamientos son equiparables a la inocencia de Mr. Chance, cuya artritis y pitopausia no le impedirá dar su último gancho y dejar por los suelos al actual campeón que carece de público, carisma ni empatía. Eso es cosa de Rocky y todo esto tiene una moraleja: nunca el cruce del inserso y el boxeo depararon tantas emociones y risas. Alma de telefilme, entrañas y sangre caduca desparramada en un combate, sentimientos crepusculares sin caer demasiado en el ridículo y un combate final simplemente brillante por cortesía de la HBO y el PPV. ¿Se podía hacer con semejante material algo decente? “Rocky Balboa” es la respuesta. La película se tiene que disfrutar como un decente cierre y por lo tanto una simple curiosidad, aunque recomendable e imprescindible para los nostálgicos. Con unos títulos de créditos finales que refuerzan el contenido: todos en el fondo somos o queremos ser como Rocky, y si en nuestra cuenta corriente aparecen los ceros que tendrá la de Stallone llegaremos a un orgasmo de placidez sin paliativos.

El ascenso del diablo

Sin categoría Suspense Terror
6.1

El ascenso del diablo Después de una serie de perturbadores eventos sobrenaturales en su hogar, Joel, un joven padre soltero, llega a sospechar que su pequeño hijo puede estar poseído. Pronto Joel recibe una visita del padre Lambert, un polémico exorcista en la ciudad cuyo último paciente falleció durante su tratamiento. A medida que comienzan a desarrollarse sucesos escalofriantes, el sacerdote le informa a un Joel resistente que, a menos que pueda realizar un exorcismo con éxito, el diablo pronto tomará el control total de su hijo.   El ascenso del diablo Critica Otra película de posesiones, con un niño quien vive en una casa en las afueras del pueblo junto a su padre, parecen ser características de una típica película de terror, y justo es lo que esta película parece en sus primeros minutos, pero por lo menos consigue despegarse un poco. Joel (Robert Kazinsky) ha enviudado, está en una etapa depresiva por no encontrar un buen trabajo, por lo que se dedica además a la pintura y escultura, pero esa complicada situación lo pone en un momento crítico con el riesgo de perder la custodia de su hijo. Pero todo se agrava porque Joel padece una especia de esquizofrenia que le hace ver figuras o presencias que le atemorizan, por lo que acude a terapia, pero la cosa se pone peor cuando percibe que su hijo parece también tener contacto con estas presencias que buscan poseer al pequeño. Con todos los tópicos del subgénero de las películas de posesiones, el director lleva su relato con tumbos pero que de a poco se va consolidando, sin hacer de uso de grandes efectos especiales y buscando sobre todo generar una atmósfera con la ayuda de si algunos golpes de efecto. Lo más interesante es que ‘El ascenso del diablo’, título que se explica recién al inicio del filme que significa la tercera etapa de una posesión que sucede cuando el demonio en cuestión se ha apoderado por completo del cuerpo poseído, tiene una historia y personajes que mal que bien, cuentan con un adecuado desarrollo y que afortunadamente trata de contar una historia mil veces vista de una manera un tanto diferente, lo que la vuelve un tanto impredecible. Si bien la película no funciona siempre y no es del todo muy aterradora y las actuaciones no son todas competentes, pero el director consigue darle cierta cohesión al relato y la historia es lo suficientemente sólida, con un giro preciso que no se ve venir, que termina por ser una de las pocas películas de posesión o exorcismos con personalidad propia, que busca no imitar a referentes tan visibles como, por ejemplo, ‘El exorcista’.

The Swing of Things

Comedia Sin categoría
6.7

The Swing of Things Un futuro novio reserva accidentalmente su boda y luna de miel de destino en un complejo de swingers en Jamaica.